Ante todo, el fundamento de nuestra creencia reside en La Palabra de Dios, 
la cual se recoge en la Biblia.

  • Somos cristianos evangélicos
  • Creemos en Dios Padre como creador de todas las cosas
  • Creemos en Jesucristo como el Hijo de Dios que fue enviado por Dios y  como hombre, murió crucificado y resucitó permaneciendo desde entonces con Dios.
  • Creemos que por la muerte del Señor Jesucristo, los que le reconocemos como nuestro Señor y Salvador e Hijo de Dios, somos salvos, es decir, estamos destinados a vivir en la eternidad con Dios.
  • Creemos que reconocer a Dios y a su Hijo Jesucristo significa tratar de hacer su voluntad, participar y cumplir el plan de Dios para la humanidad.
  • Creemos que Dios ha manifestado su voluntad, nos ha hecho conocer su Plan y nos muestra cual ha de ser nuestro comportamiento, mediante su Palabra recogida en La Biblia.
  • Creemos en el Espíritu Santo, el cual ha sido enviado por Dios para convencernos del propio pecado y de la necesidad de perdón, enseñarnos, inspirarnos y sostenernos para su obra.
  • Creemos que cualquier ser humano puede acercarse a Dios libremente, pedirle perdón por sus pecados y decidir hacer su  voluntad.
  • Creemos que nuestro compromiso con Dios implica necesariamente tratar de llevar su mensaje, su ayuda, a todas las personas que nos rodean.
  • Creemos que el ser humano en general se ha apartado de Dios pero Dios desea que cada persona se reconcilie con él.
  • Nos reunimos para alabar a Dios, orar juntos los unos por los otros, estudiar la Biblia, compartir los unos con los otros y llevar a cabo actividades de ayuda o de cualquier otra índole que pueda dar testimonio a las personas que nos rodean de la buena voluntad de Dios hacia ellas.